La pérdida objetiva de la confianza

Una de las causales de despido sin responsabilidad patronal que no se encuentran en el Código de Trabajo, pero que sin embargo son muy comúnmente utilizadas por los empleadores para despedir a sus colaboradores es la pérdida objetiva de la confianza.

Es decir, es una causal que aunque no está tipificada dentro de la lista del artículo 81, ha sido aceptada y desarrollada extensamente por la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, y cae dentro de la causal genérica según la cual también es causal de despido sin responsabilidad patronal cualquier otra falta grave a las obligaciones que le impone el contrato de trabajo al trabajador.

Para aclarar conceptos empiezo diciendo que para que un empleador pierda la confianza de un trabajador, éste no tiene que ser necesariamente un empleado de confianza. Hay una categoría de empleados que se les conoce como empleados de confianza que son los gerentes, administradores, apoderados y todos aquellos empleados que trabajan sin fiscalización inmediata; pero como dije, el patrono puede perder la confianza en uno de estos trabajadores de confianza, pero también puede perderle la confianza a cualquier otro trabajador.

Perder la confianza de un empleado y que esta sirva como fundamento de un despido sin responsabilidad patronal, no depende de una situación subjetiva del empleador; esto es, no es que yo empleador le perdí la confianza a un trabajador por intuición, o sospecha.  Puede ocurrir eso sí, que yo patrono pierda la confianza de ese trabajador subjetivamente, sin ningún respaldo, pero en este caso esa pérdida de confianza amerita un despido con responsabilidad patronal.

Esta columna se refiere a lo que la jurisprudencia denomina pérdida objetiva de confianza, porque se compara la buena fe y la fidelidad que el empleado debe a su patrono, según el contrato de trabajo, con la actuación del empleado, y si de ese contraste puede concluirse que era imposible seguir con la relación laboral, entonces estamos frente a una causal objetiva de pérdida de confianza.

Es claro que la pérdida de confianza como causal de despido sin responsabilidad patronal, debe ser congruente y proporcional con los hechos sucedidos.  Por eso subrayo nuevamente el carácter grave que debe tener, al hacer imposible que frente a los hechos continúe la relación laboral.

Finalmente advertir que este tipo de faltas deben ser fundamentadas y probadas por el empleador.  La carta de despido debe ser suficientemente clara en este punto, pues se debe recordar que únicamente lo que se incluye en la carta de despido, servirá para defender el despido en juicio.

Sirva este artículo para recordarnos a todos que nuestros contratos de trabajo nos obligan a ser fieles, justos y a actuar siempre con buena fe. Aunque no lo digan expresamente.

acarro@central-law.com

Asesor laboral corporativo

 

, La pérdida objetiva de la confianza, http://www.crhoy.com/la-perdida-objetiva-de-la-confianza/, http://www.crhoy.com/noticias/opinion/feed, CRHoy.com | Periodico Digital | Costa Rica Noticias 24/7 » Opinión, ,
CR Hoy Noticias, 5, cr-hoy-noticias


  • Deje una Respuesta