Los tentáculos del PLN

Lo más sano para todos es que don Jorge Chavarría no sea reelecto Fiscal General.

La razón es simple: nunca en la historia de este país se han acumulado tantos casos graves de corrupción de un mismo partido político, en tan poco tiempo, y que uno solo de sus jerarcas haya ido a dar con sus huesos a la cárcel.

La lista más reciente es fecunda: mina Crucitas, Trocha fronteriza, fundaciones cuestionadas, refinadora china, donación del BCIE, vuelo presidencial a Perú en avión de origen sospechoso…¡Toda la plata del mundo!

Me pregunto si el escándalo que acaba de estallar con la defensora de los Habitantes, doña Ofelia Taitelbaum, del PLN, no irá a engrosar también, tarde o temprano, esta lista de casos VIP dentro del portafolio de la fiscalía.

Eso no es normal. Ni siquiera el expresidente francés Sarkozy, con todo el blindaje político que le favorece, pareciera escapar de la justicia tras los cargos de supuesta corrupción que se le atribuyen. Tampoco se libró el expresidente guatemalteco Alfonso Portillo, hoy descontando su pena en los Estados Unidos.

En nuestro caso, pareciera ocurrir una de dos; o don Jorge del todo no sirve para ejercer el cargo, o algún tipo de daltonismo le impide ver los monstruos verdes que le pasan por enfrente.

Y es una pena porque este abril, harto de la corrupción rampante, el mensaje mayoritario del electorado fue contundente: “¡Sí al cambio!”

Lo que sucede es que, por más cambio de gobierno que haya, por más funcionarios honestos y competentes que el presidente Solís nombre, los tentáculos del PLN se extienden hasta lo más profundo de las instituciones.

El ICE, la CCSS, la Contraloría General de la República, el CONAVI, la Procuraduría, la Defensoría de los Habitantes, la Cancillería, el Ministerio de Cultura y el mismo Poder Judicial figuran entre los organismos estatales “tomados” por esa facción política.

¿Lo será también la Fiscalía General?

A nadie más que al PLN le puede servir, con mucha más razón ahora que no ostenta el poder, gozar de la inoperancia y lentitud de un fiscal que pareciera no darles prioridad a los casos de corrupción más sonados ni a la responsabilidad histórica que ello implica.

Es vox populi que políticos influyentes, sobretodo aquellos con buen rabo que les majen, son muy dados, por ejemplo, a hacerles “llamaditas” por teléfono a funcionarios claves, o a quien sea, para torcerles el brazo o presionarlos sobre tal o cual decisión. ¿Cuántos de ellos sucumbirán a la divina tentación?

De modo que si la Corte Suprema de Justicia sopesa bien la incongruencia entre los casos de corrupción atribuibles a los gobiernos del PLN y la alegada inacción del Fiscal General para darles trámite, no puede reelegir al señor Chavarría.

De hacerlo, su actitud iría a contrapelo del gran clamor nacional por un cambio también en la forma de impartir justicia en este país donde la impunidad oficial cada día gana terreno sobre los propios lomos del Poder Judicial como un todo, y del Ministerio Publico en particular.

Bien haría entonces la Corte en darle otra oportunidad a la eficiencia, a la imparcialidad y a la transparencia que se necesita en un cargo de esa envergadura y, de paso, darse a sí misma un breve baño de credibilidad.

ed@columnistaedgarespinoza.com

, Los tentáculos del PLN, http://www.crhoy.com/los-tentaculos-del-pln/, http://www.crhoy.com/noticias/opinion/feed, CRHoy.com | Periodico Digital | Costa Rica Noticias 24/7 » Opinión, ,
CR Hoy Noticias, 5, cr-hoy-noticias


  • Deje una Respuesta