¿Puede cualquier persona extranjera trabajar en Costa Rica? 

Recordemos que desde nuestra Constitución Política se habla del  trabajo como un derecho de todos los habitantes del país, más precisamente desde este mandato se matiza el derecho de los extranjeros para trabajar legalmente en el país. Todas las personas extranjeras, de cualquier nacionalidad, pueden trabajar en suelo costarricense, pero el Estado debe velar por que el trabajo que realizan no desplace a la mano de obra nacional. Esto es claro y muy lógico; no vamos a sacrificar a los costarricenses que se quedarían sin su sustento, por dar trabajo a las personas extranjeras.

Ahora bien, las leyes nacionales, concretamente la Ley de Migración y Extranjería así como la Ley Orgánica del Ministerio de Trabajo han ideado un mecanismo para determinar en qué supuestos se protege a la mano de obra costarricense.  Corresponde al Ministerio de Trabajo elaborar listados de trabajos recomendados y no recomendados para el ingreso de extranjeros.

Todo trabajador extranjero, sin excepción, requiere de un estatus migratorio regular, es decir, cumplir con los requisitos de permanencia en el país que determinan las leyes para los extranjeros residentes. Los permisos han de solicitarse a Migración mientras la visa de ingreso está vigente.

Hay una primera distinción que es necesario establecer y tiene que ver con el nivel de preparación de los trabajos a realizarse en suelo patrio. En términos generales, a mayor calificación de los trabajadores, más protección les concederá el Estado costarricense.

Así se puede hablar de reglas para el ingreso al país de trabajadores de nivel ejecutivo, gerencial, y técnico muy especializado, que son relativamente laxas, pues se presume que este tipo de trabajadores tienen los recursos y la preparación para hacer una buena defensa de sus derechos laborales. Básicamente los requisitos consisten en  contar con un trabajo escrito de trabajo, con arreglo al Código de Trabajo, y el reporte de las personas trabajadoras a la Caja Costarricense de Seguro Social y al Instituto Nacional de Seguros. Este tipo de puestos de trabajo se encuentran en un listado emitido por el Ministerio de Trabajo DLM-600-2013 vigente hasta diciembre del año 2014, e incluye puestos tales como: anestesiólogos, radiólogos, enfermeras, geólogos, profesores de alemán, ingenieros medioambientales, ingenieros civiles, recepcionistas bilingües, operadores de petróleo, técnicos en mecatrónica, metalurgia, y metrónica. El ingreso de trabajadores para este tipo de puestos no desplaza mano de obra nacional, es decir, son bienvenidos porque más bien, no hay suficientes en el país.

Existe otro grupo de trabajadores que son más vulnerables por su poca preparación, tanto en el supuesto de trabajadores extranjeros, como los mismos nacionales. Por lo general, son trabajadores migrantes, y estacionales, que vienen a atender necesidades de mano de obra oscilantes, pero que si no se toman las medidas adecuadas, pueden causar desplazamiento de mano de obra nacional.  Para ellos los requisitos son diferentes, y se requiere una aprobación de parte del Ministerio de Trabajo para su ingreso al país y correspondiente permiso de trabajo.

Finalmente, existe un listado  de puestos “no recomendados” identificado como DLM-598-2013 vigente también hasta diciembre del 2014, que son puestos de trabajo identificados como con suficiente oferta nacional como para autorizar su ingreso al país bajo la categoría de trabajador de ocupación específica o por cuenta propia. Entre ellos se encuentran: administradores, administradores de RRHH, agentes de seguridad y vigilancia, agentes de servicio al cliente, bodegueros, bartenders, cajeros, camareros, chofer de vehículo liviano, cocineros, conserjes, contadores, impulsadores, controladores de transporte, dependiente, despachadores, empacadores, mantenimientos de edificios, estilistas, gondoleros, jardineros, mecánicos, mucamas, niñeras, obreros industriales y agroindustriales, oficinistas, operarios, panaderos, peón de carga, pileros, pintores, pisteros, porteros, recepcionistas, saloneros, secretarias, soldadores, técnicos en ventas, mercadeo, administración y ejecutivos de cuentas. Estos trabajos sí desplazan a la mano de obra nacional, y por lo tanto, son restringidos los permisos de trabajo.

Esta es una versión muy simplista del tema, más en la Ley de Migración encontramos un listado enorme de diferentes tipos de permisos de ingreso al país con diferentes condiciones migratorias y requisitos. Habrán buenas razones para esta alambicada legislación y reglamentación, pero yo no la entiendo por su complejidad.

Recordar, finalmente, que sea cual sea el tipo de contratación que se haya hecho de un extranjero, aun no estando legalmente en el país, que la responsabilidad frente a la Administración, y las consiguientes multas son para los empleadores, no para los trabajadores, y sobre todo recordar que aun trabajando sin permiso, y con una condición migratoria irregular, esos trabajadores tienen los mismos derechos que cualquier trabajador costarricense.

acarro@central-law.com

Asesor laboral corporativo

 

 

, ¿Puede cualquier persona extranjera trabajar en Costa Rica? , http://www.crhoy.com/puede-cualquier-persona-extranjera-trabajar-en-costa-rica/, http://www.crhoy.com/noticias/opinion/feed, CRHoy.com | Periodico Digital | Costa Rica Noticias 24/7 » Opinión, ,
CR Hoy Noticias, 5, cr-hoy-noticias


  • Deje una Respuesta