Rompimiento del contrato con responsabilidad patronal

¿Puede el trabajador despedir al patrono? Digamos que no exactamente despedirlo, pero la ley le otorga al trabajador la facultad de despedirse del patrono, conservando el derecho a sus prestaciones laborales.

Los contratos de trabajo conllevan obligaciones y derechos recíprocos, para ambos lados: el trabajador tiene derechos y obligaciones, y paritariamente, el empleador tiene derechos y obligaciones también.

Cuando nos hacíamos abogados en las aulas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica nos enseñaron que estos contratos, -sinalagmáticos-, si no operan en ambos sentidos, no operan de ninguna manera.

¿Qué quiere decir que no operan de ninguna manera? Que para que una de las partes pueda exigirle a la otra el cumplimiento del contrato, la primera tiene que encontrarse en una posición de cumplimiento cabal de su letra, y de lo que se derive de la buena fe, la equidad, el uso, la costumbre o la ley.

Llevado esto al contrato de trabajo, significa sencillamente que el patrono debe de estar cumpliendo el contrato para exigirle al trabajador que cumpla con su parte, y viceversa.

De este viceversa es que me interesa comentar algunos detalles en esta ocasión. Efectivamente, el contrato de trabajo puede ser roto por el trabajador cuando el patrono está incumpliendo gravemente las obligaciones que le impone la legislación laboral, o concretamente el mismo contrato de trabajo.

Véase que estoy diciendo “incumplimientos graves” del contrato de trabajo, y no simplemente incumplimientos, porque la ley establece para el patrono una serie de causales graves que de darse, le facultan para despedir al trabajador sin responsabilidad patronal. Siendo un contrato de dos vías, lo proporcional es que también el trabajador disponga del recurso de despedirse del empleador, conservando sus derechos laborales, cuando éste incurre en incumplimientos de igual o parecida magnitud.

El derecho que da la ley para romper el contrato de trabajo, a cualquiera de las partes, está previsto como el último recurso, no como el primer recurso. Esto se explica así porque la vigencia, supervivencia y proliferación de los contratos de trabajo es un ideal deseado por la sociedad.

Ahora bien, en la realidad, las faltas graves de una y de otra parte, no son tratadas de manera paritaria por los Jueces de Trabajo.

Si un trabajador incurre en una falta grave de las que enumera el artículo 81) del Código de Trabajo, el empleador puede directamente, y sin previo aviso o apercibimiento, romper el contrato de trabajo, despidiendo al trabajador sin derecho a preaviso y auxilio de cesantía.

Empero, si un empleador incurre en una falta grave a sus obligaciones, por vía de jurisprudencia se ha establecido el requisito de que el trabajador debe ponerlo previamente en mora, y sólo si aquél no se pone a derecho, dentro de un plazo razonable, puede entonces el trabajador romper el contrato de trabajo con responsabilidad patronal.

Es decir, sin que este requisito exista en el Código de Trabajo, hoy por hoy, si un empleador incurre en una falta grave, debe el trabajador apercibirlo de que si no cumple, estará rompiendo el contrato de trabajo con responsabilidad patronal.

No deja de ser curioso que nuestro Código de Trabajo disponga de una serie de causales inmediatas de despido sin responsabilidad a favor del patrono; pero que cuando se trata de incumplimientos graves del patrono a sus obligaciones, o cuando viole sus prohibiciones, se exija al trabajador el requisito de prevenirlo, antes de dar por roto el contrato de trabajo.

En todo caso, el consejo vale en ambos sentidos, para los trabajadores y para los empleadores.

acarro@central-law.com
Asesor laboral corporativo

, Rompimiento del contrato con responsabilidad patronal, http://www.crhoy.com/rompimiento-del-contrato-con-responsabilidad-patronal/, http://www.crhoy.com/noticias/opinion/feed, CRHoy.com | Periodico Digital | Costa Rica Noticias 24/7 » Opinión, ,
CR Hoy Noticias, 5, cr-hoy-noticias


Deje una Respuesta