Señores candidatos: ¿Cómo?

No hay escapatoria; en cada campaña electoral los candidatos presidenciales se enfrentan a un mismo y temible enemigo: la pregunta “¿Cómo?”.

Más que interrogante, el “¿Cómo?” es un estado de conciencia del ciudadano pensante que desea votar por alguien que legítimamente sepa hacer bien las cosas por Costa Rica y la sirva en vez de servirse de ella.

Aunque el “¿Cómo?” viene siendo una figura aliada del pueblo, los candidatos políticos la detestan porque a donde vayan ellos a rajar sobre lo que harían en un eventual gobierno suyo, ella siempre se les aparece en medio de sus discursos rimbombantes para aguarles la fiesta.

Por ejemplo, cuando desde la tarima pública el candidato fulano de tal dice: “En mi gobierno construiré la autopista a San Ramón sin cobrar un sólo cinco de peaje”, el “¿Cómo?” se le aparece de repente para zumbarle al oído como un moscardón la incómoda pregunta de “Y ¿cómo diablos, cómo carajo, cómo coños lo lograrás?

Y así con todos: “Mejoraré los índices de empleo”, dice un candidato. Y el “¿Cómo?” le sale al paso. Otro: “Haré que los ricos paguen impuestos”. Y nuestro personaje, de inmediato, le saca pecho. Un tercero también asegura: “Acabaré con las pensiones de lujo”. Y de nuevo surge el “¿Cómo? papi ¿Cómo? A ver, poniendo el huevito”

Por eso, a lo largo de su vida el “¿Cómo?” se ha engordado de la sin respuesta de los políticos “blablá” que, a falta de argumentos, abrazan viejitos, mujeres y niños para, una vez electos, si te vi no me acuerdo. Y de nuevo, el pueblón embejucado.

Las pocas veces que un candidato presidencial se ha atrevido a “responder” el “¿Cómo?”, lo ha hecho a su mejor estilo de decir sin decir: “Erradicaremos la pobreza estimulando el esfuerzo solidario de un Estado comprometido con los grandes retos sociales de la vida moderna”. (¡Qué lindo mamá! Aplausos por favor).

O cuando, como ahora, se pavonean  los políticos oficialistas de haber logrado la tasa de inflación (3.68%) más baja de la historia reciente…¡Ja! ¿Cómo? ¿En el país más caro del mundo? ¿Qué dicen de esto los bolsillos del pueblo?

Y es que el “¿Cómo?” mismo, todo un personaje ya de nuestra vida electoral, sabe bien la tusa con que se rasca, o sea, que las promesas de campaña del candidato triunfante sufren tres posibles destinos: el olvido total, la gran excusa de la ingobernabilidad y el “choricín pin pin”.

La consecuencia la tenemos a la vista: un Everest nacional  de ¿Cómos? apiñados desde hace 40 infames años. “En mi gobierno construiremos la vía a San Carlos”, han dicho los últimos siete presidentes o más, lágrimas incluidas. Pues en mayo entrante se irá este gobierno y otra tomadura de pelo.

La gozada es que, al irse, cada presidente se sacude las pulgas y se las tira al que primero pueda (Sala Cuarta, algún temblor fuerte, diputados, invierno, Contraloría, corriente del Niño, inundaciones, sindicatos…) no sin antes alegar que en su administración dejó muy avanzados los trámites de increíbles proyectos. Claro, todos de papel.

Así que ya saben. En cuanto algún  candidato se les acerque para besuquearlos y prometerles vainas, no duden en sacarle de inmediato el crucifijo “¿Cómo?” para oírlo cantinflear o, todavía mejor, salir como el pisuicas.

Por eso, ojalá que en la tanda de debates que desde anoche se iniciaron entre los nuevos aspirantes al poder, el ¿Cómo? se convierta en el eje de la discusión pública para ponerlos una vez más en evidencia y saber a qué atenerse.

ed@columnistaedgarespinoza.com

 

 

 

, Señores candidatos: ¿Cómo?, http://www.crhoy.com/senores-candidatos-como-w3m5m8x/, http://www.crhoy.com/noticias/opinion/feed, CRHoy.com | Periodico Digital | Costa Rica Noticias 24/7 » Opinión, ,
CR Hoy Noticias, 5, cr-hoy-noticias


  • Deje una Respuesta