Una mano privada solidaria

 

El Banco de Alimentos nació como una organización sin fines de lucro para combatir uno de los males a nivel mundial y que ni los mayores ilustres de la historia han podido combatir de manera eficiente: el hambre. Es por eso que este proyecto de bien social ha obtenido reconocimientos a tan solo dos años de desempeñar esta noble labor, al punto de recibir el grado de interés público del Gobierno de la República.

El 21 de marzo del 2012 se dio a conocer la creación del Banco de Alimentos, gracias al apoyo de 10 empresas que decidieron apostar por esta iniciativa, entre ellas se mencionan a CAC Porter Novelli, Cooperativa de Productores de Leche Dos Pinos RL, DIPO, Florida Bebidas, Grupo Maseca (Demasa), Grupo Mutual, Punto Rojo, Unilever, Walmart de México y Centroamérica y AED (Asociación Empresarial para el Desarrollo) son socios fundadores de este proyecto social.

NAC9 1 BURGOS NAPOLEON 2012 Una mano privada solidaria

La meta para este 2014 del Banco de Alimentos será procesar más de 2 mil toneladas para que más personas tengan la oportunidad de tener dos tiempos de comida.

Según datos del Banco de Alimentos, 16.820 personas -en todo el país- han recibido más 600 mil raciones mensuales a través de 170 programas, esto permitió que esos ciudadanos puedan tener dos comidas al día

“Del 2012 al 2013 crecimos alrededor de un 120%, logramos incorporar una cantidad muy grande de organizaciones que nos permitió ampliar la capacidad de personas que atendemos diariamente. Cerramos el 2013 con el reconocimiento del Gobierno, porque fuimos declarados una organización de interés público el 21 de marzo de este año y obtuvimos una mención especial por parte de la FAO, además, obtuvimos el primer lugar al mejor programa de Responsabilidad Social 2013, otorgado por la Cámara de Comercio de Costa Rica”, resaltó el director ejecutivo del Banco de Alimentos, Napoleón Burgos.

 

RETOS POR CUMPLIR

Para Burgos, llegar no ha sido fácil, pero saben que mantenerse es aún más difícil, es por eso que uno de los retos del Banco de Alimentos será conservar el crecimiento de la organización el próximo año, cuando esperan procesar entre 2 mil y 2.500 toneladas.

“Eso representa un reto, no solo en el tema de cómo administrar, sino en el cómo lo conseguís, cómo atraés a nuevas empresas para que se unan a esta iniciativa. Uno de los grandes retos que tenemos en este momento es crear la conciencia a nivel nacional en el tema del desperdicio de alimentos, porque lo que sucede en este momento es que muchas empresas están destruyendo productos que son perfectamente consumibles, porque no tienen un canal adecuado de donación”, señaló Burgos.

TOMADO DE:  http://www.prensalibre.cr/nacional/95985-unamanoprivadasolidaria.html


Deje una Respuesta